Neuropsicología

Tabla de contenidos:

Neuropsicología

¿Qué es la Neuropsicología?

¿Qué es la Neropsicología?La Neuropsicología es una especialidad eminentemente científica. Constituye un compendio entre la Neurología y la Psicología, siendo su estudio la relación entre el cerebro (sistema nervioso central) y los procesos mentales, conductuales y emocionales de las personas. En su vertiente clínica y aplicada, estudia las afecciones y patologías asociadas a dichos procesos. Trabaja en su intervención y tratamiento.

El neuropsicólogo es la figura del profesional especialista en Neuropsicología. La labor del neuropsicólogo consiste en la evaluación, diagnóstico y tratamiento de aquellos síntomas surgidos a raíz del funcionamiento anómalo del cerebro (sistema nervioso central). Es la persona encargada de establecer los programas de tratamiento a partir de los datos obtenidos tras la evaluación del paciente afectado.

El objetivo final en cada tratamiento es el de devolver a la persona afectada al desarrollo de su vida normal. En el peor de los casos, se procuran los mayores niveles de independencia funcional posible. Para ello, basamos los tratamientos en la estimulación cognitiva y el establecimiento de las AVD’s (actividades de la vida diaria).

El neuropsicólogo debe poseer titulación superior en Psicología y estudios de postgrado-máster basados en la especialidad de Neuropsicología Clínica aplicada.

¿Qué tratamientos engloba la Neuropsicología?

Desde la Neuropsicología las áreas de tratamiento son amplias, partiendo de las intrínsecamante clínicas hasta las pertenecientes al ámbito jurídico-forense e incluso el laboral y social.

Enumeramos las principales áreas de actuación desde una perspectiva clínica. Resulta capital para el tratamiento de las demencias, los trastornos del neurodesarrollo y el daño cerebral adquirido:

Demencias

Cabe destacar la importancia de la neuropsicología para el tratamiento de las demencias y las enfermedades neurodegenerativas. El Alzheimer y el Parkinson necesitan una atención especializada en este campo. Existe una creciente incidencia de dichas patologías entre la población adulta.

El objetivo es retener los síntomas que surgen con el progresivo avance de la enfermedad. Ralentizar en lo posible el deterioro cognitivo que sufre la persona afectada.

Neurodesarrollo infantil

Trastornos del neurodesarrollo; los afectados por TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) o TEA (trastorno del espectro autista). Estos pacientes encuentran en esta disciplina la forma de suplir muchos de los déficits cognitivos que presentan.

Los programas de estimulación cognitiva personalizada contribuyen a mejorar la funcionalidad del niño (o el adulto) tratado.

Daño cerebral adquirido

El daño cerebral adquirido (DCA), consiste en una lesión producida en el cerebro en algún momento posterior al nacimiento. El origen del DCA no es congénito.

La estimulación cognitiva y el establecimiento de las AVD’s (actividades de la vida diaria) se convierten en esenciales para la correcta rehabilitación de la persona afectada.